9 errores que seguro estás cometiendo a la hora de contratar

Equivocarte en tu proceso de contratación puede ser uno de los peores errores que se cometen en el área de Recursos Humanos, sus repercusiones están ligadas directamente con los objetivos y el rendimiento de la empresa sin embargo somos seres humanos y este error es más común de lo que piensas.



Evitar este tipo de errores puede incrementar la productividad de las personas que trabajan en la empresa, ahorrar en costos de contratación, reducir la rotación de personal, así como mejorar la lealtad y compromiso con el equipo y la empresa. Como podrás ver, tener en cuenta estos errores y evitarlos a toda costa puede traer infinitos beneficios a largo plazo.


1. Contratar porque “encaja” con la descripción


Esto es un error muy interesante pues “encajar” con la descripción de puesto es un concepto subjetivo y puede representar muchas cosas. Por ejemplo, puede encajar con la edad, el género, la personalidad o incluso con las emociones generadas durante la entrevista.


¿Por qué no deberías contratar a nadie de acuerdo a esto? Porque puede que tu concepto de “encajar” tenga algún tipo de sesgo y estés dejando ir a alguien de gran valor porque no estás siendo lo más objetivo posible,


2. Contratar a alguien por “cómo se ve”


¿Contratas a las personas de acuerdo a lo que quieres que representen visualmente? Este es un error muy común pues por lo general buscamos contratar gente que no solo sea capaz, sino que también de una buena imagen del lugar en el que trabaja. Esto es muy importante si estás buscando modelos para un catálogo, pero cuando se trata de llenar una vacante de trabajo primero debes asegurarte de que tienen las capacidades intelectuales por encima de su apariencia. Puede ser un gran error contratar a empleados potencialmente fantásticos y leales que no encajan en el molde de cómo quieres que la empresa se vea en el mundo exterior.


3. Contratar a alguien porque le “haces un favor”




Cuando trabajas en RH es probable que muchos de tus amigos se acerquen en busca de nuevas oportunidades laborales. Con esto no pretendemos decir que debes olvidarte de tus amigos y negarles la ayuda cuando lo necesitan sin embargo contratar a una persona por el simple hecho de que es un conocido o familiar puede ser contraproducente. Tu ética profesional radica en contratar personas por su valor para el puesto y la empresa no porque es alguien que conoces o tienes aprecio. ¿Qué pasaría si esta persona es terrible y tienes que deshacerte de ellos? Contratar porque quieres hacerle un favor a alguien es una mala idea sin importar quién, qué o por qué.


4. Llenar vacantes a corto plazo


Sabemos que hay momentos en los que la empresa tiene una alta demanda de personal a veces incluso llegan proyectos que requieren de una expansión y la presión puede llevarte a contratar personas solo “para llenar la vacante”. Esta es una mala práctica pues parte de tu trabajo en RH es pensar en el futuro y crecimiento de la empresa ya que ambos conceptos dependen en gran medida de cómo y cuánto trabajan las personas dentro de ella. La próxima vez que vayas a contratar a alguien asegúrate de hacerlo con pensamiento y previsión.


5. Contratar sin un plan


Las personas suelen subestimar el trabajo de RH, creen que contratar y gestionar papeleo es tan sencillo como llenar una taza de café y es nuestra labor más importante hacer más allá de eso. Es por ello que uno de los errores más grandes del área de RH es contratar a las personas sin tener un plan estratégico que justifique dicha acción. Si tienes clara la dirección o los objetivos específicos para la empresa, es imperativo que tu departamento de Recursos Humanos sea parte de este proceso.


6. Contratar sin pensar en tu personal actual


Este es un error común de cualquier persona, cuando no organizamos de forma correcta el trabajo y a nuestro equipo, llegamos a pensar que necesitamos más y más personal sin tomar en cuenta que podríamos aprovechar más a las personas que ya trabajan con nosotros.


7. Contratar después de la primera entrevista



Cuando entrevistamos a alguien que parece ser el candidato perfecto, nos emociona tanto que nos sentimos listos para dar el paso y hacer una oferta de empleo. Lo único que olvidamos hacer es verificar las referencias cuidadosamente. Verificar referencias es tan importante como una buena entrevista.


De hecho, un buen control de referencia es una entrevista. Debes obtener tanta información como puedas sobre el candidato. Necesitas aprender cosas que tal vez no puedas sobre el candidato. Necesitas aprender cosas que tal vez no puedas descubrir cuando te encuentras cara a cara con un "gran" prospecto. Solo así podrás saber qué tan bueno realmente es. Recuerda que ellos también buscan que los contrates y se preparan para dar su mejor actuación.


8. Contratar sin hacer pruebas


Hay algunas pruebas increíbles para averiguar si un candidato a un puesto cumple con sus criterios. Estas pruebas se han vuelto tan buenas que casi se puede confiar en que el candidato sea exactamente lo que la prueba predice. Esto te ayudará a detectar áreas de oportunidad o beneficios que quizá no notaste en las primeras entrevistas. Sabemos que suena a que debes llevar acabo muchos pasos, pero recuerda que encontrar mejores prospectos te ahorrará muchos problemas a largo plazo.


9. Contratar sin preguntar por qué dejó su último trabajo



Este es quizás el mayor error que cometen las personas. Si tienes muchas rotación de personal en la empresa, es esencial preguntarte por qué.


¿Se fueron porque su gerente no los manejó bien? ¿Se fueron porque el equipo o la tarea no fueron de apoyo? ¿Se fueron porque a nadie le gusta trabajar en la empresa? Podrían haber salido por razones personales, pero de cualquier manera, es mejor saber por qué para que puedas hacer el trabajo que necesitas para evitar mucha rotación.


No hay ninguna garantía que asegure que después de saber esta información, los nuevos prospectos seguirán trabajando contigo por un largo periodo de tiempo. Nunca se sabe si las personas son lo que parecen o producirán lo que los contrataste para producir. Para tratar de reducir los altos niveles de rotación, trata de no cometer los errores comunes que te hacen contratar a las personas equivocadas.


0 vistas
  • Blanca Facebook Icono
  • Twitter Icono blanco
  • Blanco Icono LinkedIn

info@n19.com.mx

Tel: 5282 1321 ext: 5234

Corporativo Intelis, piso 2

Barranca del Muerto Nº 329

San José Insurgentes

C.P. 03900

Ciudad de México

© 2018 Todos los derechos reservados. N19

CONTACTANOS